Modos y Tiempos Verbales





Explicación de Modos y Tiempos Verbales

 

1) Formas no personales. No indican modo, tiempo ni persona. Son: infinitivo, participio y gerundio. 2) Formas personales. Indican modo, tiempo y persona. Son: imperativo, indicativo y subjuntivo.

 

Imperativo

 

Es la forma de la función verbal apelativa, exigente. Admite pronombres en posición enclítica y tiene una terminación -d de la persona vosotros (2.a). Solamente presentan dos formas; por ejemplo: canta tú, cantad vosotros.

 

El indicativo

 

Es un conjunto de formas no marcadas, es decir: el hablante presenta el cumplimiento de la acción como algo seguro.

 

Son formas absolutas del indicativo las que expresan un tiempo por sí mismas; o sea, sin relacionarlo con el tiempo expresado por otra forma verbal. Ejemplos:

 

Salí anoche.
Salgo mañana.
Saldré de paseo.

 

Son formas relativas las que expresan un tiempo que está en relación con el tiempo expresado por otra forma verbal. Ejemplos:

 

Cuando tú vengas, yo habré salido.
Saldré si vienes a buscarme.

 

Presente indicativo

 

Es una forma simple, absoluta y no acabada. Ejemplo:

 

«canto», «temo», «parto».

 

Este tiempo se emplea para expresar acciones que se están realizando constantemente; es lo que se llama presente habitual. Ejemplos:

 

Estudio medicina.
Vivo en Salamanca.

 

También se emplea para expresar acciones pasadas, pero a las que se quiere dar mayor realismo y expresividad; es lo que se llama presente histórico:

 

Colón descubre América en 1492 y Nebrija escribe la primera Gramática.

 

Así mismo se emplea para expresar acciones futuras; en este caso se le llama presente futuro. Ejemplo: Actúo mañana en Madrid.

 

Compro el lunes en Salamanca.

 

Del mismo modo, se emplea con valor de imperativo; entonces se llama presente performativo. Ejemplos:

 

Tú vienes ahora a mi casa.
Ahora me explicas lo sucedido.

 

Pretérito perfecto y pretérito indefinido

 

Los dos son tiempos absolutos y acabados. Ambos expresan tiempo pasado.

 

Se emplea el pretérito perfecto cuando la acción, a pesar de ser pasada, es considerada todavía bastante próxima al momento presente. Ejemplos:

 

Hoy he estudiado Gramática.
Esta tarde ha ido al cine.

 

Se emplea el pretérito indefinido cuando la acción se considera ya bastante alejada del momento presente. Ejemplos:

 

Ayer estudié matemáticas.
El otro día fui al cine.

 

Pretérito imperfecto

 

Es acción pasada, aspecto no acabado (forma simple) y tiempo relativo. Ejemplos:

 

«Vivíamos en Madrid, cuando ocurrió el accidente
» (interferencia de acciones).

 

«Mientras estudiabas, salíamos de paseo»
(desarrollo paralelo de las acciones).

 

Futuro imperfecto

 

Es tiempo venidero, aspecto no acabado (simple) y tiempo absoluto. Ejemplos:

 

Pasearé al atardecer.
Iré de viaje.

 

Tiene un matiz de obligación (futuro de obligación) en expresiones:

 

Haré todo lo posible.
Estudiarás en Salamanca.

 

También tiene un aire de exigencia (futuro de exigencia), en expresiones como:

 

Me visitarás en Madrid.
Me dejarás este libro.

 

Un cierto matiz de probabilidad (futuro de probabilidad):

 

Serán las cuatro.

 

Futuro perfecto

 

Es tiempo venidero, aspecto acabado (o compuesto), forma relativa (anterior a otra también futura). Ejemplo:

 

Habré estudiado cuando vengas a buscarme (Es una oración de acción futura; pero «habré estudiado » es anterior a «cuando vengas», que también es futura de acción anterior.)

 

Pretérito pluscuamperfecto y pretérito anterior

 

Ambas formas expresan tiempo pasado, aspecto acabado (compuestas) y son formas relativas (acción pasada anterior a otra también pasada). Ejemplo: Ya había estudiado todo cuando llegó Pedro. Actualmente el pretérito anterior casi no se usa.

 

Condicional simple

 

Tiempo venidero, aspecto no acabado (simple), forma relativa (futura con respecto a una acción pasada); de aquí que se le llame también futuro del pasado. Ejemplo:

 

Saldría, si vinieras a buscarme

 

(«saldría» es una acción futura respecto a «vinieras»).

 

Condicional compuesto

 

Es tiempo venidero, aspecto acabado (compuesta), forma relativa (futura con respecto a una acción pasada). Ejemplo:

 

Habría salido, si hubieras venido a buscarme.

 

El subjuntivo

 

Respecto al empleo temporal, el uso del subjuntivo es muy variado e impreciso.

 

En este modo se han borrado las oposiciones temporales: presente/pasado/futuro. El tiempo, en la mayor parte de los casos, es preciso deducirlo del contexto. El pretérito imperfecto puede expresar tiempo pasado, presente o futuro, según el contexto. Ejemplos:

 

«Si ahora saliera, le acompañaría» (presente).
«Como no entendiera nada, dejó de estudiar » (pasado).
«Me dijo que viniera después del verano» (futuro).

 

El presente, el pretérito perfecto y el futuro imperfecto pueden expresar tiempo presente o futuro. Ejemplos:

 

«Que estudie ahora y salga luego.» (Presente: como presente y como futuro.)
«No pienso que haya estudiado en este momento. » (Pretérito perfecto: como presente.)
«Vendrás a buscarme cuando haya estudiado las lecciones.» (Pretérito perfecto: como futuro.)

«Si alguien se bañare mañana, correría un gran peligro.» (Futuro: valor de futuro.)

 

El pretérito pluscuamperfecto expresa sólo pasado. Ejemplos:

 

«Si hubiera llegado a la hora, le habría acompañado» (pasado).
«Si no hubiere llegado el martes, os marcháis » (futuro).

 

Participios

 

Hay verbos que poseen dos participios: uno regular (que se forma agregando a la raíz las terminaciones -ado, -ido), que es lo que se utiliza para la formación de los tiempos compuestos, y otro irregular (que se forma sobre supino latino), utilizado, en cambio, como adjetivo.



  • reglas ortográficas tiempos verbales

  • ejemplos de tiempos verbales simples
  • tiempo verbal absoluto ejemplo
  • modos y tiempos verbales

  • reglas ortograficas de los tiempos verbales

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario