Lírica





Gustavo Adolfo Bécquer

 

Gustavo Adolfo Bécquer En la segunda mitad del siglo XIX, en el momento en que se afianza la novela realista, la lírica, que sigue siendo fundamentalmente romántica, alcanza su más elevada expresión con la obra de Gustavo Adolfo Bécquer
(1836-1870), el mayor poeta de su tiempo.

 

Las Rimas

 

En palabras de Luis Cernuda, Bécquer tiene, en la poesía española contemporánea, el mismo valor que Garcilaso tuvo en la poesía de los siglos XVII y XVII. Su breve obra poética, las Rimas (1871) —que comprenden algo más de setenta composiciones— es el punto de partida de una lírica que dará sus frutos al cabo de unas décadas en la obra de Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez y el propio Cernuda.

 

La poesía de Bécquer huye de la altisonancia y de la ramplonería y aspira, por decirlo con las propias palabras del poeta, a ser «natural, breve y seca», es decir, a quedar desnuda de todo artificio. Bécquer es autor, además, de una colección de Leyendas, de neta inspiración romántica, y escritas con una excelente prosa poética.

 

Otros poetas importantes en esta segunda mitad del siglo XIX son Rosalía de Castro (1837-1885), poetisa gallega que escribe en lengua castellana Las orillas del Sar (1884); Ramón de Campoamor (1817-1901), autor de Doloras (1846), Pequeños poemas (1872-1874) y Humoradas (1886-1888); y Gaspar Núñez de Arce (1834-1903) —Gritos de combate (1875), La última lamentación de Lord Byron (1879).



  • reglas liricas
  • normas de la lirica
  • reglas de la lirica

  • Que son las reglas de escritura lírica
  • poesia lirica reglas
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario