Prosa Romántica





La prosa romántica se desarrolla en una doble dirección: la novela histórica, de un lado, y de otro, el costumbrismo.

 

Escrita a imitación de Walter Scott, la novela histórica española alcanza muy parcos resultados, si se exceptúa El señor de Bembibre (1844), de Enrique Gil y Carrasco (1815-1846).

 

En cambio, tiene mucho mayor interés el género costumbrista, cultivado por Ramón de Mesonero Romanos (1803-1882) —Escenas matritenses (1832-1842), Tipos y caracteres (1843-1862)— y Serafín Estébanez Calderón (1799-1867).

 

Benito PérezEl mejor prosista romántico es Mariano José de Larra (1809-1837). Autor de una novela histórica —El doncel de Don Enrique el Doliente (1834)— Larra es, ante todo, un crítico de la sociedad de su tiempo. Sus Artículos dramáticos, literarios, políticos y de costumbres, recopilados entre 1835 y 1837, constituyen el testimonio más lúcido de una realidad social anclada en el anacronismo. La imposibilidad de transformarla y una serie de decepciones personales, acabaría llevando a Larra al suicidio cuando contaba veintisiete años.

 

 

Benito Pérez Galdós, el mejor escritor español de la novela realista y un prolífico creador, cuya vasta obra compone un auténtico retablo de la sociedad española de su época.



  • La prosa romantica en se desarrolla en doble direccion
  • caracteristicas de la prosa romantica
  • una prosa con reglas ortograficas
  • La prosa romantica en se desarrolla en doble

  • enrique gil y carrasco

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario