La Poesía Romántica





duque de Rivas También es el duque de Rivas quien inicia, con su largo poema narrativo El moro expósito (1830-1833), la poesía del romanticismo español. Pero la figura central, el poeta romántico por excelencia, es José de Espronceda (1808-1842).

 

Sus canciones El verdugo, El pirata, El mendigo, El reo de la muerte y Jarifa en una orgía expresan un sentimiento de rebelión que no se encuentra en ningún obras de Espronceda, sin embargo, son El estudiante de Salamanca, escrita hacia 1837, y El diablo mundo, ambicioso y largo poema, iniciado en 1840, y que quedó inacabado debido a la prematura muerte del poeta.

 

Aunque su obra dramática tenga mayor peso, Zorrilla es autor, así mismo, de una importante obra poética. Inspirándose argumentalmente en las leyendas, escribe una serie de composiciones —Margarita la tornera, A buen juez mejor testigo, Las dos rosas. La pasionaria, etc.—, que le convierten en el más popular de los poetas españoles del siglo XIX.



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario